Canival

VIVEN, LA SUPERVIVIENCIA CANIBAL

Publicada en Publicada en Curiosidades

Es increíble hasta donde puede llegar el hombre en caso de extrema necesidad. El instinto de supervivencia, nos arrastra a cometer actos que jamás haríamos en nuestra vida real.
Hoy trataré un tema que en mi opinión generará mucho debate, porque plantearé el dilema entre elegir la vida o nuestros principios. Sin conocer la historia que os contaré a continuación, parece sencilla la elección, pero realmente no es nada fácil la respuesta.
Para ello, os relataré lo que sucedió hace mas de 40 años en los Andes. Quizás algunos conozcáis esta historia, ya que se hizo una novela y una película posteriormente sobre el suceso.
Un equipo de rugby de Uruguay, viajaba en avión con dirección a Chile para enfrentarse a uno de los equipos de ese país.
Desafortunadamente, tuvieron un accidente aéreo y se estrellaron contra una montaña en esa cordillera. En él, perecieron la mayoría de sus ocupantes, pero otros sobrevivieron y se refugiaron en parte del fuselaje que quedaba del avión. Todo estaba nevado y prácticamente no tenían ropa de abrigo. A esto se le sumó el escaso alimento que poseían en el avión.
Los que viajasteis alguna vez en un vuelo, sabéis perfectamente que la comida no es muy abundante. Imagínate tener que aguantar meses con ese alimento.
Al enterarse de la desaparición del vuelo, los buscaron durante días, pero no los encontraron. Después de un tiempo, pensaron que estarían sepultados por la nieve y los dieron por perdidos.
Cuando se les terminaron las provisiones, a los pocos días el hambre era terrible y sabían que pronto morirían de inanición. Entonces, tuvieron que plantearse la pregunta que os quiero hacer hoy. ¿Elegimos entre la vida o los principios?.
El tema es que se comieron a los muertos.

Creo recordar que algunos eran familiares o amigos, entonces empezaron por los pilotos a los que nadie conocía. Como querían mantener la dignidad de los cuerpos de los fallecidos y que no pareciera un banquete caníbal, los cortaban con cuchillas de afeitar para así no dejar sus cuerpos descuartizados.
Empezaron por zonas blandas como las nalgas. Algunos de los supervivientes no lo soportaron. Vomitaban al tragarlos y otros por sus principios no quisieron comérselos y se murieron.
Cuando llevaban mas de dos meses, supieron que nadie vendría a buscarlos. Formaron un pequeño grupo expedicionario que se separó del avión y que finalmente encontró una pequeña población Chilena que los rescataría a todos.
Sobrevivieron en la nieve “sin alimentos” durante 72 días.
Al llegar a la civilización, se planteó un gran debate entre la sociedad, que me gustaría que tuviéramos nosotros.
La mayoría; filósofos, teólogos, periodistas, etc justificaron su acción, ya que esta, había logrado salvarles la vida.
Sin embargo, otros como por ejemplo, el escritor gallego Alvaro Cunqueiro no estaban tan de acuerdo. Decía con ironía que ahora nadie moriría de hambre, mientras tuviese a otro ser humano a su lado.
Ahora las preguntas: ¿Tu que harías en esa situación?. Y si tu respuesta es que te los comerías. Entonces me gustaría saber si también lo harías con un amigo o familiar muerto para salvarte.
¡ESCALOFRIANTE!, ¿Verdad?.

MANCROW

NOTA: Si te gustó lo que leíste, SUSCRÍBETE al blog y recibirás en tu correo las nuevas publicaciones y relatos creados por mi.

Y por favor, comparte la publicación en las redes sociales, es la única manera de llegar a más público y que me permita continuar con mi pasión, que es seguir escribiendo sobre misterio y terror.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *