SI NO VAS DE VIVO IRAS DE MUERTO, SAN ANDRÉS DE TEIXIDO

Posted on Posted in Curiosidades

Pocos lugares en el mundo tienen la cantidad de leyendas que hay en Galicia, todas ellas mágicas y tan arraigadas en nuestra cultura que es difícil entender nuestra vida sin ellas. Un universo alrededor del misterio y la muerte.

Cuando las legiones romanas llegaron a Galicia para conquistarla hace mas de 2000 años, enseguida se dieron cuenta que este era un país mágico. Al tratar de cruzar uno de sus ríos plagado de niebla, se quedaron paralizados, no podían hacerlo, sin duda ese era el río Lete, que según la tradición romana, al traspasarlo perdías toda la memoria. Fue preciso que su general Décimo Junio Bruto lo atravesara primero y desde el otro lado de la orilla, fuese pronunciando los nombres de sus soldados para demostrar que al menos ese día, el hechizo del río no funcionaría.

San Limia

Después se dieron cuenta que las gentes del lugar eran bastante brutas, no sabían escribir, pero tenían una tradición oral riquísima llena de mitos y de cuentos. También eran buenos guerreros, lo cual no es que te quite de problemas, mas bien todo lo contrario. Por tanto, no se dejarían dominar fácilmente. Lo digo porque tardaron 100 años en conquistar esta pequeña región. Y no es que fuese un lugar insignificante, ya que su oro llegó a aportar el 10% de los ingresos de todo el imperio. Testigo de la dificultad de esa acción, es Lugo, una ciudad actualmente fortificada con un muro romano de mas de 2000 años de antigüedad, con una altura de 6 metros, que esta en el interior de la comunidad.

San Lugo

Los últimos guerreros fueron rodeados por un cerco de 15 kilómetros en el Monte Medulio, un lugar todavía no encontrado y allí tras pasar penurias y viendo imposible la victoria, se suicidaron. Un final romántico para un guerrero. Después me enteré que los Celtas venían del centro de Europa y que tenían costumbres caníbales. Al saber esto, no me parecieron tan malas las costumbres que nos trasmitieron los romanos, por lo menos las gastronómicas.

Hay miles de lugares que podría comentaros, pero sin duda uno que es crucial que conozcáis es San Andres de Teixido, ya que si no vais de vivos iréis de muertos.

Para los Celtas era un lugar de trasmigración de las almas, algo así como una puerta dimensional entre los vivos y los muertos. El que lo haya visto, no podrá decir lo contrario, ya que ese lugar extraordinario, parece de otro mundo.

San Andres de teixido

Una de las veces que fui, la niebla dominaba el paisaje mitad arbóreo, mitad rocoso, al que llaman bosque petrificado. Me pareció que cruzaba una frontera entre la realidad y la fantasía, que me trasladó a un paisaje mas árido cercano a la costa escarpada. Próximo a ella, se divisan unos acantilados. Los mas altos de Europa, superando los 600 metros de altura. Allí puedes ver como las olas del mar rompen violentamente contra las rocas del litoral y de las pequeñas islas próximas a la orilla, generando unos torrentes de espuma que salpican en todas direcciones a varios metros de altura.

San andres de teixido

Cerca de la costa, se encuentra una Hermita dedicada a San Andrés que mira al mar, fruto de la cristianización del lugar. En su interior, se ven múltiples objetos de todo tipo, que son ofrendas realizadas por antiguos pacientes sanados o por enfermos deseosos de hacerlo.

En ese sitio, te puedes encontrar gente en rodillas, arrastrándose en agradecimiento al santo. También hay agujeros llamados túmulos, en donde los peregrinos arrojan las piedras en las que se guardan las almas de los muertos, con el fin de que en el juicio final todos ellos intercedan ante Dios para decirle, que ellos ya fueron a San Andrés de Teixido. También se pueden encontrar unas plantas que resuelven problemas de amores y una fuente de los tres caños, de las que se debe beber de todos ellos para pedir un deseo y en el último, arrojar un trozo de pan, si este flota se cumplirá. Es tan importante el pan, que en la aldea cercana hacen diferentes figuras con él, cada uno con poderes mágicos diferentes.

Sanandresiños-2

Nadie quiere dejar de ir allí. Los lugareños, cuando muere algún familiar, lo van a buscar al cementerio y dejan un asiento libre, para que el alma del fallecido lo ocupe. Después se dirigen a San Andres para que su alma llegue allí, porque saben que si no lo hacen, el difunto tendrá que reencarnarse en alguna piedra (recordad las piedras de los túmulos) o alimaña para llegar al santuario.

Grasshopper

Desde allí se viaja al mas allá o por lo menos se transita. Y no lo dudo, ya que cuando Dios encontró a San Andres triste porque allí iban menos peregrinos que a Roma, le dijo: “No te preocupes Andrés, a Roma van a pares, pero aquí vendrán a miles, porque el que no vino de vivo, vendrá de muerto”.

MANCROW

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *