Papa Noel 6

SECRETOS DE PAPA NOEL

Publicada en Publicada en Curiosidades

Aunque no soy nada amigo del cotilleo, tengo que contaros alguna anécdota inconfesable sobre Papa Noel. Después vendrá la parte mas romántica de esta historia, pero tened paciencia.

Espero que disculpéis que lo saque después del 25 de diciembre, pero tenía que tomar mis precauciones. No quería que tras publicar este post, Santa Claus tomara represalias contra mi y no me dejara ningún regalo. Pero ahora, estoy mas o menos a salvo, ya que como no volverá hasta el año que viene, para entonces, espero que haya olvidado esta publicación.

Según los últimos estudios, Papa Noel no tuvo un pasado tan glorioso como su presente. Mas bien todo lo contrario, incluso se puede decir que inicialmente fue muy siniestro. Sin embargo, eso no deja de convertirlo en un ser magnifico, quizás uno de los personajes mas conocidos y maravillosos de la historia del hombre.

Dinamarca y Finlandia se disputan su nacimiento. Posiblemente la ganen los fineses y allí en las tierras heladas de Laponia, dicen que nació su leyenda.

Según estos estudios, se cree que su orígen proviene de unos seres que en esta región, vestían de manera muy extraña y se dedicaban a golpear las puertas de los vecinos por la noche, con la intención de que les dejaran comida o los continuarían asustando. Debían ser muy aterradores con sus vestimentas, ya que la gente se ocultaba en sus casas en vez de enfrentarlos.

Luego, dicen que tomó la forma de un chamán, a los que solían llamar “cabra de Navidad”. Tampoco te debías sentir muy tranquilo a su lado, ya que llevaban un cráneo de cabra en sus cabezas, de ahí su nombre. Parece ser que utilizaban una técnica adivinatoria muy peculiar. Le daban de comer a los renos la Amanita Muscaria, que es un hongo alucinógeno rojo y blanco, que curiosamente aparece en muchos relatos sobre duendes. Colores que después adoptaría Papa Noel, aunque mucha gente dice que esos tonos se los dio Coca-Cola en una campaña que hizo en los años 30 del siblo XX.

Pero sigamos con la historia. Para entonces, me imagino que los renos estarían tan desinhibidos que hasta bailarían un tango. Pues resulta que estos chamanes, recogían su orina y se la bebían. Es cierto que es asqueroso, pero tenía que contároslo.

Bueno el caso, es que después, como es natural, estos brujos sentían que volaban con sus renos y veían cosas del futuro, que a continuación le contaban al resto del grupo. Lo sorprendente es que según se dice, eran muy buenos adivinos.

Tras “el viaje”, los chamanes no se debían encontrar muy bien, por lo que regresaban a sus casas para acostarse. Y aquí viene otra característica de papa Noel. Cuentan que entraban en sus hogares por la chimenea. Me imagino que en ese estado, ya era indiferente entrar por la puerta o por la chimenea, el caso era ir para cama.

A partir de aquí, entiendo que en algún momento reflexionaría y pensaría que bajar drogado por una chimenea, no era la vida mas gloriosa que podía llevar una celebridad de su talla. Debía buscar personajes que le inspiraran una vida dedicada a los demás. Y aquí, es donde empieza la parte mas romántica de la historia.

A miles de kilómetros de allí, sucedería algo extraordinario que inspiraría su vida. En una ciudad de la actual Turquía, nació un papa que se llamaba Nicolas. Por lo que dicen, era una persona excepcional que hasta hoy es difícil de encontrar, de esas que tratan de convencer con el dialogo y la persuasión, en vez del odio y los porrazos. Pero lo que realmente lo santificó fue sanar según dicen a base de rezos, a unos niños a los que un carnicero había acuchillado con la intención de comérselos. A parte de su aportación a Santa Claus por el amor a los niños, cuentan que en una ocasión, decidió ayudar a una familia pobre. En aquella época, las mujeres si no se casaban eran repudiadas. Se consideraban personas de segunda clase, por tanto, era común dar dotes (dinero o riquezas) para evitar que no se desposaran. Entonces el Papa llevó unas monedas a la familia, pero como no quería vanagloriarse de lo que hacía, entro sigilosamente por la ventana y las dejó dentro de unos calcetines que tenían colgados para que se secaran.

Pero aun le faltaba algo, quizás la gran idea que lo convirtiera en el personaje que es hoy en día. Parece que la sacó de la historia de un niño que se quedó huérfano. Lo querían tanto por la zona, que todos los vecinos fueron a visitarlo al funeral. Dicen que era un niño con muy buen corazón y al verlo sobre una silla acurrucado y tembloroso por el peso de los acontecimientos, se les encogió a ellos el suyo. Cuando se fueron a sus casas, estaban todos muy tristes. Pero eran personas de las que ya casi no quedan. A uno de ellos, se le ocurrió hacer una pequeña colecta para recaudar dinero y así comprarle regalos al niño, que le distrajeran de las terribles circunstancias. Todos sin excepción, aportaron dentro de sus posibilidades. Fueron por la noche a su casa y le dejaron los regalos sin que él los viera. Nadie cuenta lo que sucedió después, pero quiero imaginar que eso le alegró, no por el regalo en si, si no al darse cuenta que no estaba solo.

Al final, creo que Papa Noel es un poco como nosotros. Un cúmulo de circunstancias, que nos hacen cambiar constantemente. Pienso que si él decidió modificar su vida convirtiéndola en ese personaje mágico que a todos ilusiona, quizás nosotros debíamos intentar cambiar la nuestra, para hacer del mundo un lugar mejor para todos.

MANCROW

NOTA: Si te gustó lo que leíste, suscríbete al blog y recibirás en tu correo las nuevas publicaciones y relatos creados por mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *