Flaumel 1

NICOLÁS FLAUMEL, EL ALQUIMISTA INMORTAL

Publicada en Publicada en Historia

Su vida es una historia de superación, estudio, generosidad y misterio. Forma parte del selecto grupo de los mejores alquimistas de la historia. Todos lo apuntan para ocupar lo más alto del podium de aquellos investigadores precursores de la actual ciencia química, que mezclaban en sus conocimientos la ciencia y el esoterismo. Con la alquimia, pretendían el control de la materia que les permitiría transformar los metales y también la búsqueda de la piedra filosofal con la que obtendrían la vida eterna.

Muchos de los alquimistas, acababan enfermos por el uso del mercurio y otros completamente enloquecidos después de años dedicados a la búsqueda infructuosa de metales preciosos obtenidos a partir de otros menos valiosos. Sin embargo ese no fue el caso de Nicolás Flaumel.

Flaumel

Se cree que vino al mundo en el año 1330, una época en donde Francia, país de donde era Flaumel, estaba asolada por la peste y las fatales consecuencias de la guerra de los cien años que la enfrentaba a Inglaterra, para colmo de males nació en una familia humilde. Eso como a la mayoría de la población de la época, te condenaba a pasar hambre y ser un analfabeto, pero él se las ingenió para aprender a leer y escribir. Ese conocimiento lo utilizó para sobrevivir, era tan poca la gente que sabía leer, que se dedicó a vender sus servicios para escribir lo que se le ordenaba. Con el tiempo ese y otros trabajos que fue realizando, le permitieron tener una pequeña tienda.

Todo parecía que se quedaría en un hombre prospero sin más, pero un acontecimiento cambiaría su vida. Una noche, tuvo una especie de sueño premonitorio en donde se le aparecía un Ángel con un libro en sus manos que contenía unas extrañas escrituras. Días después, aparecía en su comercio un hombre que quería vender un grimorio, como así se le llamaba a los libros de magia en la edad media. Sorprendido vio que ese señor tenía el mismo aspecto que el Ángel de sus sueño. Lo compró sin dudarlo, el volumen llevaba por título “El libro de Abraham el judío”. Desgraciadamente no pudo entender lo que en el ponía ya que estaba en Hebreo. Después de buscar por toda Francia un maestro que le tradujera la obra, lo encontró, pero al poco de convencerlo para que terminara su trabajo en casa de Nicolas, ese hombre se murió. Entonces Flaumel decidió aprender hebreo por su cuenta viajando a España en donde entonces había un gran número de judíos.

Cordoba

Después de aprender el hebreo, viajó a Bolonia en Italia, donde el maestro Canches le enseñaría los secretos de la alquimia. Se dice que a principios de 1382 consiguió transformar mercurio en plata y meses después mercurio en oro.

Siempre envuelve un gran hermetismo al mundo alquimista, sucedería lo mismo con los estudios de Flaumel, desgraciadamente no se pudo descubrir sus formulas secretas. Si quedaba alguna duda de si lo consiguió o no realmente, sirve como dato revelador que poseedor únicamente de una tienda pequeña, tuvo una increíble fortuna que le permitió realizar enormes donaciones para sufragar los gastos de 14 hospitales, 7 iglesias y la construcción de 4 capillas.

Este extraordinario personaje, dejo escrito una obra titulada “El libro de las Figuras Jeroglíficas”, un manual indispensable para todo estudioso de la alquimia y en donde se pueden destapar los enigmas de sus increíbles descubrimientos.

Libro10

Pero el hallazgo más sensacional de este hombre, es que dijo haber descubierto los conocimientos necesarios para obtener la piedra filosofal, sin embargo muchos lo pusieron en duda. Tras su muerte a los 88 años y la de su mujer, corrió el rumor de que realmente no habían muerto. Esta incertidumbre tenía a todos en cavilación, por lo que decidieron exhumar los cadáveres de él y de su mujer para ver lo que contenían sus ataúdes. Sorprendidos vieron que ambos estaban ocupados por unos tablones de madera vestidos con ropajes de la época. Tras investigar su enterramiento, se les desveló que Flaumel había dado orden de simular su muerte antes de partir a la India haciendo escala en Suiza.

Desde entonces y al igual que sucede con Saint Germain, no hay ni un solo siglo en donde alguien no diga que ha visto o hablado con Nicolás Flaumel.

MANCROW

NOTA: Si te gustó lo que leíste, SUSCRÍBETE al blog y recibirás en tu correo las nuevas publicaciones y relatos creados por mi.

Y por favor, comparte la publicación en las redes sociales, es la única manera de llegar a más público y que me permita continuar con mi pasión, que es seguir escribiendo sobre misterio y terror.

2 comentarios en “NICOLÁS FLAUMEL, EL ALQUIMISTA INMORTAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *