¿MURIÓ JESUCRISTO EN CACHEMIRA?

Posted on Posted in Curiosidades

Jesucristo es sin lugar a dudas la persona mas influyente y conocida de toda la historia de la humanidad. Sin embargo, su vida esta plagada de misterios y de lagunas históricas.

La mayoría de lo que sabemos de él, es a través de los evangelistas, encargados de documentar la vida y las enseñanzas del cristianismo. Los evangelios aceptados por la iglesia son los de Mateo, Juan, Lucas y Marcos. Aunque como dato curioso, estos textos se escribieron muchos años después de la muerte de Jesucristo y de los cuatro, sólo Mateo y Juan, coincidieron en vida con Jesucristo. De todas formas, existen otros muchos evangelios a los que por el momento la iglesia no ha aceptado. Se les llama evangelios apócrifos, lo cual no quiere decir que sean falsos, sino que no entran dentro de la doctrina de las iglesias cristianas. La aceptación de algunos de ellos, implicaría un cambio radical de las creencias que hasta ahora se tienen.

Lo que nadie duda, es que la vida de Jesucristo, esta plagada de misterios. Por un lado, están sus milagros. Si se toman literalmente al pie de la letra, son verdaderos acontecimientos paranormales; resucitaciones, creación de objetos de la nada (multiplicación de panes y peces), sanaciones que parecen imposibles, etc. Ver hoy en día hacer a alguien eso, nos pondría los pelos de punta.

Milagro

Por otro lado, no se sabe nada con seguridad, de los llamados años perdidos de Jesús. Este período transcurrió desde los 12 años, hasta cuando recibió el ministerio del bautismo por parte de Juan Bautista como aparece en el nuevo testamento.

Pero también hay personas que dudan sobre el lugar en donde se dice que murió Jesús. Si os preguntará, la mayoría me diríais que falleció cerca de Jerusalén, crucificado después de un terrible calvario. Pues existen otras teorías, que pretenden desmentir esta creencia. Hay hipótesis que sostienen que Jesucristo falleció en Cachemira, en particular en la ciudad de Srinagar, lugar situado al noroeste de la India en el Himalaya. Uno de los primeros en propagar esta creencia, fue el explorador ruso Nikolai Notovitch a raíz de encontrar unos manuscritos en el Tíbet. Otro fue el musulmán Mirza Ghulan Ahmad, pero el que mas difundió esta creencia en las últimas décadas, fue Andreas Faber-Kaiser con su libro “Jesús vivió y murió en Cachemira”.

Jesus libro

Según estas creencias, Jesucristo no murió en Jerusalén. Sostienen que fue crucificado un viernes antes del Sabbath Judío, día muy especial para ellos, en donde no admitirían una crucifixión. Consideran que estuvo poco tiempo en la cruz para morir, ya que las agonías por este método pueden durar mas de 3 días y que los romanos permitieron que lo bajaran para evitar revueltas ese día sagrado para los judíos. Se recuperó de sus heridas y viajó hacia el este, con su madre, María Magdalena y su discípulo Tomas. Por lo que cuentan, siguió predicando por diversos países de oriente, principalmente los de la ruta de la seda, por donde circulaban las mercancías de intercambio entre oriente y occidente. Esta hipótesis sostiene que su madre murió en Pakistán. Según ellos, en el pueblo de Murree, hay una tumba local conocida como “el lugar de descanso de la madre María”, donde parece que falleció. Entonces. Jesús siguió su camino hacia Cachemira donde había la mayor comunidad Judía. Allí continuo predicando con parábolas y realizando sanciones sorprendentes, hasta morir a una edad muy avanzada. Se identifica a Jesucristo con un profeta cristiano de raza blanca que realmente existió en esa zona, al que conocían con el nombre de Isa, esto lo citaron por ejemplo musulmanes llamados Ahmadiyyas, que llamaban a esta personalidad Isa o Yuz Asaf (lider de los sanados).

Sin embargo otras personas piensan que esto es imposible por varios motivos, pero el principal, es que los romanos, querían dar un escarmiento a Jesucristo para que la gente viera lo que harían con alguien que incitara a la insurrección y los romanos eran muy buenos haciendo acueductos y coliseums, pero aun eran mejores matando.

Lo que no se puede negar, es que si parece que en la tumba que se cita, está enterrado un cristiano, ya que el cuerpo se colocó dirección este a oeste, costumbre que por lo visto era propia de los cristianos.

También hay que destacar, que según unos textos de aproximadamente el año 100 después de cristo, el rey de Cachemira tuvo una conversación en esas altas montañas con el que consideraron Jesucristo . Allí le dijo al raja, que era hijo de Dios, nacido de una virgen y que tuvo que padecer por los pecadores. Cuando le preguntó, que era lo principal que tenía que hacer, le contesto que lo mas importante era el amor, la verdad y la pureza de corazón.

Jesus

El caso es que en Khaniyar, una de las zonas mas antiguas de Srinagar, capital de Cachemira, hay una sencilla tumba, donde según la tradición local descansa el cuerpo de Isa, particularmente en el santuario de Roza Bal. Este sepulcro aun es venerado en nuestros días, en donde se cree que quien esta allí realmente es Jesucristo.

MANCROW

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *