MONSTRUOS NAVIDEÑOS

Posted on Posted in Curiosidades

Hoy toca algo de terror, pero de horror verdadero. Creencias sobre monstruos navideños.
Alguno como el GRINCH, que es una especie de duende demoniaco que se hizo popular gracias a una película que lleva su nombre y que esta protagonizada por el actor Jim Carrey, es uno de los mas populares personajes anti navideños. Sin embargo, esta es una criatura de ficción creado en 1957 por Dr.Seuss y hoy lo que quería era contaros creencias sobre monstruos navideños que han formado parte de la tradición popular durante siglos y que no son menos aterradores que el personaje del excéntrico actor.
Uno de los mas famosos es el KRAMPUS, es tradicional de los países de Centroeuropa. Aparece como un monstruo humanoide; peludo, con cabeza y cuernos de demonio. Es un verdadero anti Santa Claus que rapta a los niños que se portan mal para llevarlos al infierno y comérselos. En navidad, la gente de esos lugares, se disfraza imitándolo. Se colocan cadenas oxidadas y hacen sonar campanas para atemorizar a los que las escuchan, haciéndoles saber que van a por ellos. Imaginaos que actúan con tanta violencia, que las autoridades tuvieron múltiples denuncias y decidieron que todos debían identificarse con un número. Actualmente los trajes son tan realistas, que unos refugiados Sirios que están en una de esas localidades donde se celebra, tuvieron que recibir explicaciones sobre esa tradición, para que no se asustaran creyendo que eran las criaturas verdaderas. Por cierto, hace unos días, se publicó una película sobre este personaje.

Entre las criaturas demoníacas navideñas, no podían faltar la BRUJAS, como Frau Perchta, que así, como quien no quiere la cosa, tiene unas costumbres un poco asquerosas. Castiga a sus víctimas, arrancándoles sus vísceras para después rellenar sus cuerpos con basura. Vamos de los mas “agradable”. Pero hay otra bruja sobrecogedora. Se trata de Gryla, popular en Islandia. Tiene un aspecto terrorífico, ya sabéis, como suelen ser las brujas; con joroba, verrugas, y una nariz aguileña. Para completar, tiene como afición comerse a los niños. Pero lo peor es que está acompañada de un gato con un nombre muy raro llamado Jólakötturin, de estos felinos negros que se ocultan en la noche sin que los veas. Además también tiene la mala costumbre de zamparse niños que no hacen las tareas de clase.

Pero tampoco quería dejar de nombraros a dos seres que en mi opinión son terribles. Uno de ellos tomo la determinación de hacer un pacto con el diablo con consecuencias funestas para nosotros. Es francés y se llama Hans Trapp. Dicen que era un hombre rico y codicioso que veneraba a Sátanas. Como fue descubierto, se ocultó en el bosque. Para pasar desapercibido se disfrazaba de espantapájaros (esto no me deja muy tranquilo porque donde yo vivo hay muchos), para actuar como depredador de niños a los que se los comía. Afortunadamente cuenta la leyenda que un rayo enviado por Dios, lo atravesó. Sin embargo, dicen que su espectro, aun recorre las poblaciones buscando a niños que se portan mal.

Por último, otro hombre aterrador es Pére Fouettard, un carnicero que despiezaba a niños como si fuesen corderos, para después comérselos. Cuentan que en una ocasión capturó a tres niños, pero Santa Claus, comportándose como un héroe, fue a su rescate. Como Papa Noél es tan bondadoso, lo perdono y lo puso a su servicio. Hoy en día, castiga a los niños sólo a petición de Santa Claus.

En fin, que no se puede dormir tranquilo ni en Navidad.

Por cierto, ¿Que opinión tenéis sobre estas creencias populares, os parecen tradiciones curiosas, ENTRETENIDAS y por supuesto maravillosamente aterradoras, o preferís que se ELIMINEN ya que en la Navidad debe ser todo bueno?.

MANCROW

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *