Subliminal

MENSAJES SUBLIMINALES

Publicada en Publicada en Ciencia

Nos gusta pensar que tenemos control de nuestras vidas, cuando en realidad no es así. Si vivís en un país donde los políticos dominan los medios de comunicación, pensareis en la mayoría de los casos, lo que ellos deseen. Hasta llegarás a creer que lo que dices, proviene de tu conciencia y no de la de ellos. Así de simple, ya no eres tu propio dueño. Hay miles de ejemplos a lo largo de la historia. Queremos creer que solo paso en la Alemania nazi o en la Rusia de Stalin, pero hoy en día, también sucede en múltiples países que ahora no citaré.

La fabulosa novela “1984” del escritor George Orwel, nos habla de una sociedad totalmente manipulada y controlada por el “gran hermano” (de hay viene el famoso reallity show Big Brother). Una red de cámaras que se convierte en una especie de ojo que todo lo ve. El protagonista que trabajaba en el departamento de “la verdad”, se encargaba de modificar las noticias “suavizándolas” para beneficio del régimen. Afortunadamente o desgraciadamente según se mire, encontró a alguien que le despertó su mente aturdida por el totalitarismo.

Seguro que estarás pensando que a ti no te interesa la política, pero lo siento, no eres ajeno a ella, como dijo el escritor citado anteriormente, “La política está en el aire que respiramos”.

Los que viven en países mas “civilizados” donde se reparte mejor el poder, están dominados por la mercadotecnia. Esta técnica, es aplicada por las grandes corporaciones, con el fin de que consumas incluso lo que no precisas. Mientras, ellos van destruyendo a la pequeña y mediana empresa, incapaces de competir con los precios y salarios mas bajos pagados por esas empresas monstruosas.

Os pongo algún ejemplo del poder de la mercadotecnia. Intenta entrar en un supermercado por la izquierda con tu carrito, veras que este se gira a la derecha y pronto sentirás la incomodidad de ir contra corriente respecto al resto de consumidores. O vete a las grandes superficies y entra en las tiendas de las marcas importantes, verás como la música varia según la hora. Comprobarás, que cuando la afluencia de clientes es alta, la música tiene ritmos mas rápidos. Eso acelera al consumidor, con el fin de que compre y circule rápido, así atenderán a mas clientes.

El cine también trato de reflejar este control. Hay una película muy original de Jhon Carpenter titulada “Están aquí”. En ella, la tierra es invadida por alienígenas, una especie de reptilianos que nos tienen dominados sin que nosotros lo sepamos, mediante mensajes subliminales. Es decir , mensajes que tu consciente no percibe, pero quedan grabadas en tu cerebro igualmente, dentro de tu subconsciente. Afortunadamente el protagonista, curiosamente interpretado por un famoso luchador de WWE (lucha libre americana), descubrirá unas gafas que le permitirán ver a esos reptiles con falsa apariencia humana. Ahora solo precisaría, diseñar un plan que desvelara a los demás la terrorífica realidad.

¿Qué gobierno no querría ese control?. Seriamos como zombies, caminando y haciendo lo que ellos decidieran sin protestar.

Pero especialmente interesante es la publicidad subliminal. Quizás halláis oído hablar de la campaña de cocacola de 1970, en donde aparece una mujer agarrando una botella a punto de meterla en la boca, con el mensaje de la chispa de la vida, según algunos estudios la chispa de la vida es el semen y la posición de la chica representa una felación, lo cual inconscientemente aumentará su consumo. Aunque algunos piensan que estas interpretaciones son de mentes calenturientas. Pero curiosamente, también se ve el empleo del sexo en campañas publicitarias de manera poco explicita.

El primero en hacer estudios sobre el poder de los mensajes sublimizares, fue en los años 50 un científico llamado Vicary ,que en un experimento con personas, dijo haber logrado que aumentaran el consumo de Coca Cola y palomitas introduciendo mensajes en una película que vieron previamente. Años mas tarde en 1962, un jarro de agua fría cayo sobre los que creían en esta técnica de manipulación. Vicary, confesó que todo había sido un fraude para conseguir unos fondos que entonces le escaseaban.

Lo sucedido con Vicary, hizo que la comunidad científica, perdiera el interés por este tema.

Pero la ineficacia de esos mensajes, aun no se habían demostrado con rotundidad. Y el interés y popularidad no había disminuido entre la población.

En 1996 un estudio, realizado por el Doctor Trappery, lo constituían 23 experimentos, después de los cuales, concluyó que no parecía que los mensajes sublimizares tuvieran ningún efecto sobre el comportamiento de las personas.

Sin embargo en el 2006, tres estudios de la universidad de Londres, afirman su eficacia. Pusieron a 50 voluntarios, palabras proyectadas a una velocidad imposible de captar de forma consciente. Después les preguntaban que sentían. Curiosamente se descubrió que aquellas palabras negativas como agonía o asesinato, eran percibidas mejor que las positivas.

Otra cosa que parece afirmar su validez, es que la ONU a prohibido el uno de la publicidad subliminal, al considerar que atenta a los derechos humanos.

De todas formas, la duda aun esta en el aire y por tanto, me gustaría saber que opináis. ¿Estamos siendo manipulados con mensajes subliminales?. Si encontráis alguno, lo podéis poner.

MANCROW

NOTA: Si te gustó lo que leíste, suscríbete al blog y recibirás en tu correo las nuevas publicaciones y relatos creados por mi.

2 comentarios en “MENSAJES SUBLIMINALES

  1. Mientras leía tu publicación me acordaba de una publicidad de un antitranspirante(a mi parecer el envase es de aspecto fálico ), será que tengo el bocho retorcido? jajaja, es de Dove, tal vez ya lo haz visto, no se si será un mensaje subliminal, yo no lo uso :-P, un abrazo.

    1. jaja. Seguro que tienes el bocho retorcido. Es broma, seguro que lo hicieron a propósito, hay muchísimos anuncios e incluso imágenes de disney en donde aparecen. Es un reclamo, entiendo que lo sea para una mujer, pero nunca entendí que lo fuera para un hombre. Te mando un fuerte abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *