Zana

ZANA, LA MUJER BIGFOOT

Publicada en Publicada en Curiosidades

A los seres monstruosos, nadie los comprende. En muchas ocasiones hasta resultan repulsivos para los demás, por lo que se vuelven solitarios. Esto le sucedió a Zana, un ser casi inclasificable. Denominada mujer peluda gigante, mujer de las nieves o simplemente Bigfoot. Media dos metros de alto y poseía unos enormes ojos rojos al igual que sus nalgas. Su cuerpo musculoso, tenía una piel grisácea cubierta por pelos negros y rojizos, salvo en las palmas de las manos y de sus enormes pies. Su aspecto general, no era muy agraciado, poseía unas facciones simiescas que ocultaban unos grandes dientes afilados y al no querer llevar nunca ropa, se podían apreciar sus pechos enormes colgando deformemente.

Se decía que corría como el mas rápido de los caballos y que nadaba incluso en las gélidas aguas invernales.

Aunque la encontraron en el siglo XIX, creyeron que su aspecto era mas parecido al de un hombre prehistórico que aun humano de la época.

Algunos científicos dicen que tenemos un porcentaje de nuestros genes, heredado de los Neandertales. Consideran que los humanos, se mezclaron con los Neandertales, otra especie de homínido inteligente que vivió con nosotros y que se escondía en la selva y los bosques posiblemente para evitar que lo matáramos, cosa que al final sucedió, ya que todos los fósiles de este animal tienen mas de 24 mil años y desde entonces, nada se ha vuelto a saber de ellos . En este caso se pensó que Zana, podría ser una nueva especie.

4667972182_d3854376f8_o

Su descubrimiento fue casual. Resulta curioso como la capturaron. La vio un comerciante en un prado cercano a una cañada. Como inicialmente se le escapó, decidió hacerle una trampa para atraparla. Sobre unas piedras, colocó su ropa interior de color rojo muy llamativa y esperó pacientemente a que llegara. Esta al verla, recogió la prenda y trato de colocársela en la cabeza. Entonces el comerciante aprovechó ese momento para agarrarla.

Aunque estaba atada, luchaba por liberarse. Para evitarlo, el comerciante la golpeó con un garrote y posteriormente la amordazó y sujeto fuertemente.

Fue llevada a una pequeña población de la actual Georgia. La ató a un poste y la rodeó de picas afiladas para que no pudiera escapar. Ella gruñía incapaz de hablar, mientras los niños se reían arrojándole toda clase de objetos.

Parece ser, que después consideraron que estaba domesticada y se integró tanto, que tuvo relaciones con hombres de las que salieron algunos hijos.

Como no le vieron utilidad, decidieron venderla a un príncipe llamado Dm Achba al que le llamó la atención este monstruo. Muerta la curiosidad, se la cedió a un vasallo que a su vez la vendió a un noble de la zona. Pero esto no mejoró su condición de vida, todo lo contrario.

Con grilletes y cadenas en los pies, fue encerrada en un recinto de piedra en una aldea llamada Tkhina. La gente le arrojaba la comida. Se convirtió en una atracción para los lugareños. Hacía huecos en el suelo en donde dormía. La población se divertía empujándola con palos para que ella protestara con gritos y gruñidos. Así estuvo 3 años.

shipton-huella--644x362

Al pasar ese tiempo, consideraron que era pacífica y le permitieron vivir libre por la aldea. A pesar de los años pasados con los hombres y aunque reconocía su nombre, nunca llegó a pronunciar ni una palabra. Aunque ayudaba haciendo tareas como llevar sacos de 50 kilos de harina. No se conoce el ataque a ninguna persona, sin embargo los adultos de ese pueblo, le metían miedo a los niños diciéndoles que Zana se los llevaría si se portaban mal, lo que aumentaba su alejamiento y desprecio de la sociedad.

Vagaba sola con un palo en la mano que la protegía de los ataques de los perros. A veces, se subía a los árboles para evitar estar en el suelo en donde tan mal le había ido.

En cuanto a la alimentación, comía con las manos todo lo que le daban. Un día la emborracharon y les resultó tan simpática, que después la embriagaban continuamente hasta que se caía y dormía durante horas. Algunos hombres del lugar, aprovechaban ese momento para violarla. Siempre había alguien dispuesto a acostarse con un monstruo. Su dueño, ofrecía incluso premios al que montara a Zana.

Pronto tuvo nuevos hijos. Y aunque estos tenían piel grisácea y gruesos labios, sus facciones eran normales. Alguno de ellos era muy agresivo y cuentan que a pesar de que a uno le cortaron el brazo tras una reyerta, trabajaba únicamente con el otro, como el mejor de los hombres.

Big

Zana murió finalmente en 1890 y desde entonces no se han hecho mas que especulaciones sobre su origen.

Algunos creen que pertenecía a un grupo de individuos de su “especie” que vivían en esa zona y que un día fueron finalmente cazados. Una mezcla entre homo sapiens (como nosotros) y un Nearthental.

Hay personas que sueñan con la posibilidad de que se trate del mítico Bigfoot ( un pies grandes).

Otros dicen que se trata de poblaciones venidas de África, humanos con alguna pequeña variación genética en relación a los hombres de nuestro tiempo.

Aunque actualmente no se puede asegurar con rotundidad cual es el cráneo de Zana, ya que se le perdió la pista, si se han descubierto cráneos inusualmente grandes en la zona.

Tampoco faltan personas que hablan de una maldición, en donde el fantasma de Zana vaga por la zona, causando incluso una enfermedad misteriosa a uno de los investigadores, que hicieron exhumaciones de cuerpos en esa región con la intención de encontrarla.

¿Qué creéis que puede ser?

MANCROW

NOTA: Si te gustó lo que leíste, SUSCRÍBETE al blog y recibirás en tu correo las nuevas publicaciones y relatos creados por mi.

Y por favor, comparte la publicación en las redes sociales, es la única manera de llegar a más público y que me permita continuar con mi pasión, que es seguir escribiendo sobre misterio y terror.

4 comentarios en “ZANA, LA MUJER BIGFOOT

  1. Me encanta la historia pero que vida mas triste tuvo eso me recuerda a casos que tienen salido de familias que escondian durante años a hijos u otros familiates por que tenian alguna discapacidad y lo peor es quesigue pasando… neandertales son ellos diria yo

    1. Tu siempre tan mordaz, jeje. La verdad es que da mucha pena y es un buen ejemplo para ver lo inhumanos que somos los seres humanos con los que nos parecen diferentes. Insensibles con los demás, casi psicópatas. En relación a esto, en un periodo de menos de 50 años, al menos hubo 10 casos similares en Asia y Rusia, de mujeres salvajes que fueron encontradas, algo realmente curioso. Quizás sus poblaciones fueron atacadas y sobrevivieron en la naturaleza como pudieron, esto último es una suposición. Un fuerte abrazo, escribas donde escribas, es un placer recibir tus mensajes

    1. Si, según la iba escribiendo, me causaba mas tristeza. Realmente su vida fue espantosa y poco merecida, ya que si fuese violenta, seguro la habrían matado. Parece una subespecie, sus rasgos eran de simio. Muy triste. Un fuerte abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *