las mil y una noches

LA MAGIA DE LAS MIL Y UNA NOCHES

Publicada en Publicada en Curiosidades

Los libros, son como las personas, a veces te encuentras a algunos, que te cambian la vida para siempre.

El otro día, gracias a un comentario de MJose Laborda, me acordé de uno de ellos. Es un libro, que todos debíamos tener en nuestras casas para ser leído por niños y adultos. Se titula “Las mil y una noches”.

No hay excusa para no hacerlo, tiene todo lo que pueda buscarse en un buen libro. Los mas pequeños de la casa descubrirán en él, lecciones sobre la vida con un alto valor ético. Entre otras, la importancia del esfuerzo, la paciencia y la eliminación del egocentrismo para llegar a ser mas exitosos y felices con nosotros y con las personas que nos rodean. Pero también encontrarás; aventura, comedia, amor y por supuesto mucho misterio. Es muy avanzado a su tiempo y lo digo por lo liberales que son sexualmente en esa sociedad, como veremos mas adelante.

No se sabe el escritor de esta obra que se ambientó en un Bagdad, que nada tiene que ver con la ciudad que es hoy en día. Entonces, era una urbe floreciente, llena de palacios y lujos. El centro del mundo avanzado, donde las mujeres y hombres disfrutaban de ropas, edificios y en general opulencias, que eran prueba de sus riquezas.

Este fantástico relato, empieza con Harún Al –Rashid, que curiosamente era nieto de un personaje histórico muy importante en la cultura árabe que se llamaba Almanzor. Y yo lo conozco, porque fue crucial en el pasado de la ciudad en la que vivo. Parece ser que era un gobernante excelente, lo demostró en la población de Córdoba de donde ejerció de rey. Pero tuvo tiempo para hacer la guerra contra los reinos cristianos que se encontraban próximos y adentrarse en sus territorios conquistándolos. Cuenta la leyenda, que llego a la ciudad de Santiago de Compostela para tomarla y la noche previa, escondió un fabuloso tesoro en una montaña próxima a mi casa. Al día siguiente, saqueó la ciudad y para humillar a los cristianos, entro en la catedral y le quitó una de sus pesadas campanas obligándolos a llevarla a hombros hasta Córdoba, que está a unos 800 kilometros. Parece ser, que cuando los cristianos recuperaron Córdoba en la llamada reconquista, impusieron a los árabes el retorno de la campana a la ciudad de Santiago de la misma manera.

Bueno, el tema es que Harún Al-Rashid se muere y deja su reino a su hijo Schariar. Y sus posesiones no eran precisamente migajas, ya que era el reino de Persia. Este, llegó a abarcar una extensión inmensa. La conformaban la actual China, Mongolia, India, Pakistán, Irak, Irán, Siria, etc. Su hijo, como no debía tener mal corazón y quería mucho a su hermano, le regaló parte del reino, uno vivía en Bagdad y otro en Samarcanda.

Su hermano llamado Schazamán, que estaba súper agradecido (no era para menos), quiso ir a visitar a Schariar al que llevaba tiempo sin ver. Antes de partir, descubrió que su mujer le ponía los cuernos. Como en aquella época no había abogados y cada persona debía tomar la justicia por su mano, como castigo, decapitó a su esposa y al amante de ella.

Ya en el palacio de su hermano, de forma accidental, descubre a la mujer de Schariar con un esclavo negro con el que le era infiel. Vamos, que para espía y descubrir cosas no tenía precio.

Al contárselo a su hermano, ambos quedaron desolados y decidieron viajar juntos por el mundo, hasta encontrar a alguien mas desgraciado que ellos. Como siempre hay alguien que esta peor, se toparon en el camino con un genio que tenía encerrada a una mujer en un baúl, según él para que no le engañara. Al acompañar al genio durante un tiempo y en un descuido de él, se acuestan los dos hermanos con la mujer de este. Como el genio estaba peor que ellos, ya habían encontrado lo que buscaban y decidieron regresar. Su hermano Schariar al llegar al palacio, resolvió dar el mismo final a su mujer y al esclavo que el que había dado su hermano a la suya y les quitó la cabeza. Pero como no se quedó tranquilo con eso, mando degollar a todas sus cortesanas. Le debió entrar un ataque de misoginia o se convirtió en un asesino en serie, ya que llamó a su visir (como así le denominaban los árabes a un asesor) y le dijo que le consiguiera una mujer cada día para después al amanecer contarle la cabeza. Como veis un angelito.

Y en ese momento de la historia, aparece un personaje fundamental y del que seguro oísteis alguna vez hablar. Se trata de la bellísima Sherezade. Era tan atrayente, que hasta el fabuloso compositor Rimsky Korsakov hizo una composición sobre ella. Era la mismísima hija del visir y le dijo a este, que ella frenaría esa matanza. Su padre trato de persuadirla para que no lo hiciera, pero no lo consiguió.

Cuando se presentó ante el monarca, le pidió que le permitiera llevar a su hermana con ella, ya que al ser la última noche que iba a vivir, quería despedirse de ella. El rey accedió.

Sherezade cada día contaba una historia, pero como no la terminaba antes del amanecer, el rey la dejaba viva hasta la noche siguiente para que la terminara. Pero al día siguiente, volvía a crear otra historia que no finalizaba antes del alba y así sucesivamente.

Entre esos relatos, estaba Simbad el marino y sus múltiples travesías, que inspiró a Jonathan Swift para hacer los viajes de Gulliver, ya que en su tercera aventura, Simbad llega a una isla en donde hay duendes, gigantes y hasta hadas. También habréis oído hablar de Alíbaba y los 40 ladrones. ¿Quien no olló alguna vez la frase “abrete sesamo”?, un lenguaje que lo comunicaba con la naturaleza, y le permitía que se abrieran las montañas y se cerraron a su antojo, no sólo para atrapar a los ladrones, sino también para encontrar un extraordinario tesoro. O como no, Aladino y la lámpara maravillosa, ¿hay alguien que no quisiera encontrar un genio dentro de una lámpara que le concediera tres deseos?. Esa es la pregunta de hoy, si encontrarais la lámpara, ¿QUÉ TRES DESEOS PEDIRIAIS?.

Os contaría muchas mas cosas, pero como le sucedió a Sherezade, se acerca el amanecer y tengo que dejar alguna historia para la siguiente noche.

MANCROW

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *