Cesar

LA LECCIÓN DE JULIO CESAR, NO DIGAS NUNCA QUE NO PUEDES

Publicada en Publicada en Historia

Mucha gente llegada a una edad, piensa que su mejor época ya ha pasado y que no será capaz de hacer muchas cosas. Una mala situación económica, una desgracia personal, una edad supuestamente avanzada para una actividad o la falta de energía que viene asociada a los años, les ayudan a reafirmarse en esa opinión.

Hoy os contaré una historia en la que se mezcla el espíritu de superación y los hechos paranormales de una manera entrelazada que provocarían cambios incalculables en la historia mundial.

Se dice que cuando Julio Cesar tenía 33 años, estaba atormentado por el peso de la historia. Pensó que a su edad Alejandro Magno ya había conquistado Grecia, Egipto y gran parte de Asia. Y él sin embargo, no había conseguido ninguna gesta loable.

Importante es decir, que actualmente Julio Cesar es considerado un peso pesado de la historia. Su fuerte personalidad y seguridad de si mismo, quedó patente en un relato escrito por uno de los mejores historiadores de todos los tiempos que se llamaba Plutarco.

Cuenta que en una ocasión Julio Cesar, fue apresado por unos piratas y estos al pedir el rescate, fueron corregidos por Julio Cesar, que considero que él valía mucho más de lo que solicitaban. Durante su cautiverio, les decía que los crucificaría a todos en cuanto tuviera la ocasión.

Cuando pagaron el rescate y lo liberaron, Julio Cesar formó una pequeña flota, busco y capturó a los piratas cumpliendo su promesa. A parte de la muerte de los saqueadores, me resultó curioso saber que durante su encierro, ejercitaba su cuerpo con severidad. Además, ensayaba discursos que pronunciaba ante los piratas. Muchos siendo ignorantes, no le entendían lo que en teoría era para el senado romano, por lo que Cesar se reía de ellos y los ridiculizaba.

El caso es que a sus 33 años, se sentía insignificante. Cuenta la leyenda que le recomendaron que acudiera al Oráculo de Melkart, que actualmente estaría situado en el sur de España en el islote de Sancti Petri ,una zona de una riqueza desmedida. Allí, los sacerdotes bien por visiones paranormales o para no molestar al “cliente romano”, le dijeron que sería un hombre muy importante que pasaría a la historia. Tiempo después conquistaría las Galias, lugar actualmente ocupado por Francia, cuyos indómitos pobladores, eran de una ferocidad legendaria, hechos que quedarían registrados en un libro fantástico de aventuras escrito por el propio Julio Cesar titulado “La guerra de las Galias”, cuya calidad literaria está a la altura de sus gestas militares.

De este relato se pueden extraer las siguientes conclusiones:

  • No pierdas el tiempo. Hasta en sus momentos de cautiverio con los piratas, Julio Cesar entrenaba sus discursos y su cuerpo.
  • Confía en ti. Ni el mismísimo Julio Cesar rodeado de piratas podría con ellos, pero confió en sus posibilidades y cumplió sus deseos esperando el momento adecuado.
  • Júntate con personas positiva que te digan que lo conseguirás, como así hicieron los sacerdotes del oráculo con Cesar. ¿Qué habría pasado si le quitaran la idea de la cabeza de que sería un hombre excepcional?.
  • Y lo más importante, nunca pienses que por tu edad, no conseguirás lo que quieres. La esperanza media de vida en la antigua Roma era de 28 años, con lo cual para entonces a sus 33 años, Julio Cesar ya debería estar muerto.

¿Qué opináis vosotros?.

MANCROW

NOTA: Si te gustó lo que leíste, SUSCRÍBETE al blog y recibirás en tu correo las nuevas publicaciones y relatos creados por mi.

Y por favor, comparte la publicación en las redes sociales, es la única manera de llegar a más público y que me permita continuar con mi pasión, que es seguir escribiendo sobre misterio y terror.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *