Pinguino

EL RETORNO DEL AMIGO PINGÜINO

Publicada en Publicada en Curiosidades

La amistad después del amor, es el mejor sentimiento que puede tener una persona.

En ella, no tiene importancia la edad, ni el sexo, ni si uno es rico o pobre. Cuando surge, se convierte en una fuente de la que emerge un torrente de emociones positivas sin contraprestaciones. Cuando necesitas hablar te escuchan, si por el contrario pides un consejo, te lo dan desinteresadamente y en general cuando precisas una ayuda, te tienden la mano.

A veces esa relación es temporal, incluso efímera, quedándose aletargada, hasta que se produce un nuevo encuentro. Entonces parece como si el tiempo no pasara, como si se formaran inmortales vínculos invisibles.

Una característica de la amistad, es que en la niñez es mucho mas potente y verdadera. Con el tiempo, las facturas, el trabajo y en general los problemas, nos hacen olvidar lo realmente importante y en muchas ocasiones, las sociedad se vuelve interesada. Por eso, es mas difícil la amistad. Sin embargo, en la vejez se vuelve de nuevo intensa, como si se produjera un salto a la niñez, quizás porque el trato humano no abunda o disminuye. Entonces, se les vuelve a dar el verdadero valor que nunca se debió perder. Eso lo puede afirmar Joao Pereira, un pescador brasileño de 71 años, que encontró un nuevo amigo en donde jamás lo imaginaria.

Un día en la costa, apareció un pingüino de Magallanes cubierto de petróleo, víctima de la explotación incontrolada de este sector. Joao no es de las personas que dejan abandonado a alguien cuando tiene problemas y durante una semana se encargo de él limpiándolo y cuidándolo hasta que se recuperó. Quiso quedarse con él, pero entendió que Dindim, como así llamaron al Pingüino, sería mas feliz viviendo sin puertas y a su pesar, lo devolvió al mar de donde había venido.

2942594277_02e3c3ed6f_o

Me olvide contaros, que la amistad, tampoco entiende de especies y hay múltiples ejemplos que sabéis y que podría contaros. La mayoría de las veces, las vínculos que se forman entre distintas especies, son mucho mas leales y generosos en el cariño, ya que en el mundo animal, habrá menos desarrollo, pero al menos el dinero no tiene ningún valor. Solo importa el enlace afectivo que se crea, sin ningún tipo de condicionante.

Y Dindim, tampoco es de esos que se olvidan de quien le ayuda. Meses mas tarde y para sorpresa de Joao, apareció en la costa para saludarlo. Un misterio de la naturaleza que se acrecentó con los años, ya que no falta a su cita todos los junios de cada año en donde se queda con su amigo brasileño hasta febrero, recorriendo para ello 8000 kilómetros.

Dice Joao, que cada vez es mas cariñoso y que está seguro de que lo ama. Quizás como os dije, ambos cada vez son mas mayores y valoran lo realmente importante en esta vida.

MANCROW

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *