Puente3

EL PUENTE DEL DEMONIO EN CARBOEIRO

Publicada en Publicada en Terror

Hace un tiempo, os escribí sobre un monasterio llamado de Carboeiro en donde cuenta la leyenda, que fue construido por el mismísimo demonio. Se realizó a través de un pacto, en donde la construcción de este edificio, se pagaba a cambio de almas. Ese acuerdo se firmó en un puente y allí tenía que ir, para averiguar si aun conservaba las sensaciones que habitualmente se transmiten en los sitios por los que ha pasado el maligno.

Monasterio3

Para eso me puse en contacto con Suso, a esos emplazamientos no me gusta ir solo. Él también tiene una mente abierta y a esos lugares es bueno ir con esta clase de personas. Siempre he pensado que el que cree en todo es un ingenuo, pero el que no cree en nada mas allá de lo que está delante de sus narices, es un necio.  Como en casi todo, el término medio te lleva a una vida con cierto orden pero poseedora de un afán explorador y aventurero, lo cual te permite disfrutarla con mayor intensidad. Con ese espíritu nos dirigimos a Carboerio cuyo fin era  visitar de nuevo el monasterio y ver ese puente del diablo.

Puente 4

Como muchos de los sitios de Galicia, esta zona está ubicada en un entorno de varios kilómetros a la redonda muy especiales, en donde la catarata de Bandeira, el Pazo de oca o el Pico Sacro son algunos de estos sitios emblemáticos, cuyos nombres para los que los conocemos nos indican de un solo vistazo, que allí sucedieron cosas de una singularidad sin igual, tan diferentes a todo, que parecen mágicos.

Rio 3

Estos lugares de encanto, suelen estar apartados de la civilización. Este en particular, se encontró durante siglos solamente afectado por el hombre mediante la única carretera por la que se puede acceder a él, la cual deberás recorrer de nuevo para alejarte. Ese recorrido lo haces a través de bosques que en algunos momentos son tan espesos que ocultan la luz del Sol. En el momento de atravesarlos piensas, que debes irte como sea antes de que caiga la noche.

Arboles

Cuando llegamos, decidimos recorrer previamente los alrededores del convento antes de adentrarnos en él. El entorno es de una naturaleza jubilosa, llena de flores,

Flores que contrastan con un río peligroso que desciende ágilmente y unos árboles con formas inquietantes.

Rio

Al entrar en el monasterio te adentras en una luz tenue de color amarillento, que se filtra por unas ventanas alargadas y estrechas que impiden que el ambiente se alegre con la luminosidad. Esa atmosfera parece irreal, poseedora de una especie de vapor que le da un toque vampiresco. Las columnas son gruesas y robustas que se sostienen rodeadas por un suelo arenoso degradado por miles de pisadas de frailes que caminaban meditabundos.

Interior

Unas escaleras estrechas que suben en espiral, te conducen a lo alto de la iglesia desde donde puedes divisar el bosque, el río y alguna casa solitaria.

Casa

Al descender y regresar a la planta de la iglesia, descubrimos unos sarcófagos que pertenecían a algunos religiosos distinguidos.

Sarcofago

Próximos a ellos, se encuentran unas escaleras a cuyos escasos pasos se vuelven oscuras y que nos indican el camino a una cripta. Sin duda, uno de los lugares estrella del convento. Es sabido por personas que llevaron tecnología para detectar la actividad paranormal, que en su interior hay un gran frenesí de otro mundo. Para muchos ese sótano oscuro es considerada la prisión de algunas almas que no encontraron su camino. Decidimos no descender y dejarlo para otra ocasión. La oscuridad y esas escaleras tan estrechas que las convierten en  peligrosas, no te invitaban a ser muy valiente.

Escaleras

Ya fuera de la iglesia pero aun dentro del recinto del convento, nos dirigimos a una edificación que contenía una exposición interesantísima de figuras realizadas con madera y animales de metal.

Exposición1

Suso tuvo tiempo para descifrar los secretos de una inscripción.

Suso

También había mascaras siniestras que en su tiempo, podrían haber ocultado rostros aberrantes, descompuestos por la locura o por el poder narcótico de las drogas que te poseen el espíritu.

Suso y yo

Otras como los buhos, evocaban el esoterismo.

Buho

No podía faltar el escorpión, uno de los animales que me provoca pesadillas.

Escorpion

También me resultó curioso ver una pequeña habitación a la que no pudimos acceder impedidos por una cuerda que atravesaba la puerta de entrada. Desde una distancia prudencial, observamos que contenía pupitres y material escolar de hace más de medio siglo, en donde aun parecen estar sentados sus antiguos alumnos, aunque en esta ocasión invisibles para el ojo humano.

Aula

En una de las salas, nos hicimos algunas fotos que nos recordaran esos momentos. Así nos inmortalizamos Suso y yo.

Suso y yo 2

Y en otras salgo yo entre las pinturas.

Yo

Ya se acercaba el mediodía y debíamos visitar el puente antes de comer. Se encuentra a escasos cien metros del convento y llegas a través de un camino adoquinado que desciende flanqueado por una vegetación cubierta por el musgo.

Camino

La ruta perfecta para preparar tu espíritu antes de llegar a un lugar siniestro que no puede ser otro que el conocido con el nombre del puente del diablo.

Puente

Es una pequeña construcción de piedra por la que a penas puede pasar un automóvil. Sitio en donde en el pasado se firmó un pacto entre el hombre y el inframundo. Caminamos con ojos observadores esperando encontrar algún detalle que lo confirmara. Debo indicaros por si algún día vais, que es preciso que lo crucéis sin respirar o un maleficio caerá sobre vosotros.

Y allí estaba algo tan absurdo y fuera de lugar, que nos estremeció al verlo. Algunos tallos de un arbusto muy común aquí llamado sesta, estaban anudados. Quizás era sólo una tradición de aquellos que visitan ese lugar, pero ahí un pequeño detalle que es el que nos llenó de inquietud. Muchos de esos nudos, estaban situados a una altura inalcanzable para un ser humano.

Nudos

Después del último mal trago, era preciso finalizar el día con algo alegre y nada mejor que disfrutar de una comida típica de Galicia; pulpo a la feria de primero y churrasco de segundo (costillas de cerdo y de ternera gallega). Todo ello bañado con un vino tinto que colorea y suelta la lengua, así como tranquiliza un espíritu agitado por la aventura.

MANCROW

NOTA: Si te gustó lo que leíste, SUSCRÍBETE al blog y recibirás en tu correo las nuevas publicaciones y relatos creados por mi.

Y por favor, comparte la publicación en las redes sociales, es la única manera de llegar a más público y que me permita continuar con mi pasión, que es seguir escribiendo sobre misterio y terror.

Un comentario en “EL PUENTE DEL DEMONIO EN CARBOEIRO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *