Pindo

EL PARAISO MISTERIOSO EN LLAMAS

Publicada en Publicada en Curiosidades

Las cosas salen mejor cuando le ponemos sentimiento. Por eso, cuando decidí escribir hoy, pensé que no había mejor fuente de inspiración que un lugar mágico que me trae muy buenos recuerdos de mi infancia y que en los últimos años se encuentra en grave peligro.

Y es que de todos los lugares que he visto en el planeta, este sin duda es el más especial. Se encuentra al pasar la ría de Muros y Noia camino al fin del mundo, Finisterre, como así le llamaban los romanos al término de este trayecto. Una zona costera que incluye; playas paradisíacas, una catarata que vierte su agua directamente al mar, múltiples lugares mágicos de construcciones únicas e inscripciones misteriosas, incluso el emplazamiento del Olimpo de los dioses celtas.

Ezaro

También estaría en el podium de aquellos paisajes hermosos tocados por la varita mágica de las deidades de la naturaleza salvaje, en donde el oleaje refleja la disputa de un combate o quizás una relación tempestuosa entre el mar y la tierra.

Pero si algo destaca en ese sitio es la magia, el misticismo, historias de dioses, hechos inexplicables y la presencia de algunas brujas convertidas en hechiceras para espantar la mala suerte y los maleficios.

A veces, llego a pensar que esa zona es el paraíso, un apéndice de nuestro mundo, pequeño reducto para que sepamos como es el lugar de la felicidad eterna. Los limites entre el mundo terrenal y el más allá, los marca de manera difuminada una pequeña localidad costera de gran belleza llamada Muros. Esta villa destaca por unos soportales de piedra granítica que miran al mar, bajo los cuales antiguamente salaban el pescado.

Muros

Esta población es testigo de batallas épicas. Entre ellas destaco la acontecida en 1543, una confrontación desigual entre una flota de 25 buques franceses que se enfrentaban a 15 navíos españoles. Francia rompiendo una tregua que tenía con España, atacó diferentes puntos de la cosa española apoyada por daneses, turcos y suecos, que aunque no eran muy amigos, para luchar contra España siempre se ponían de acuerdo. En este caso salieron mal parados, por no decir descalabrados, 3.000 franceses perecieron frente a “sólo” 300 españoles y 23 de las naves gabachas fueron capturadas. De este combate destacó el valor de un navío que era el capitán de la flota española que se dirigió hacía al semejante de la francesa. Pronto el francés, fue socorrido por el barco de un famoso pirata. Acorralada la nave española fue cañoneada por los dos adversarios y 100 de sus tripulantes perecieron en el acto. Viéndose perdida, envistió a la francesa y tras hundirla, pudo seguir una disputa ahora igual en número, contra la nave corsaria francesa que sería derrotada.

Eran tiempos de guerras constantes que duraban siglo tras siglo sin un inicio y sin un final. En aquella época le tocaba a los españoles contar casi todas las batallas por victorias, después otro gallo cantaría y serían a continuación los franceses los dominadores del mundo de la guerra.

"El inglés humillado".

La villa de Muros esta a los pies de una montaña y si uno sube su pendiente, llega serpenteando por unas calles estrechas que trepan por la ladera. En uno de esos angostos caminos ,se encuentra la vivienda de unas brujas que te quitan el aire, como así le llaman a espantar el embrujamiento. Consiste en un ritual extraño, que absorbe la atención de quien lo ve, que sin querer, se olvida del mundo que le rodea.

Saliendo de Muros camino hacia ese edén, te encuentras con dos montañas seductoras en forma de pechos en cuyo extremo se encuentra un faro con una doble vista. Por un lado el mar entrando en la tierra para conectarse con un río formando una masa de agua gigantesca a la que se le llama ría. Desde ese faro, se pueden ver ambas orillas. Al otro lado el paraíso indómito, sus playas, el oleaje y el viento borran cualquier rastro del aroma del hombre. El primer arenal tiene mas de 4 kilómetros casi siempre solitarios. Posee unas dunas de varios metros de alto tras las cuales hay una laguna en donde anidan y descansan más de 200 especies de aves. Cuenta la leyenda que bajo esas aguas se esconde una antigua ciudad romana y en las noches de tormenta se escuchan sus campanas.

Arena mayor

Dentro del edén, se encuentra una curiosa construcción de múltiples extremidades llamada horreo, que no es otra cosa que un alargado almacén hecho para evitar la voracidad de los roedores. Lira y Carnota disputan cual es el mejor de esos edificios. Difícil dilema ya que si bien el de Lira es más largo, superando los 36 metros, el otro tiene más patas. Pero Carnota vence a Lira en su playa, la más larga de Galicia, 9 kilómetros de mar y arena blanca peligrosos para el baño en muchos sitios, aunque no en la desembocadura de un río que allí finaliza, en donde se encuentra A boca do río, un lugar paradisiaco. Este sitio esta constituido por un cierre natural con forma de piscinas naturales. Una lengua de arena en forma de media luna que se cruza en la salida del río, estrecha la abertura que lo lleva al mar.

Playa-de-Boca-do-Rio-en-Carnota

Más allá Ézaro, cuya población contiene la catarata que cae al mar. No puedo afirmarlo con rotundidad pero si no es la única, está entre las pocas cascadas que desembocan directamente al océano en Europa. Allí me sucedió un hecho angustioso.

Un día nos reunimos un grupo de amigos y llevé a mis perros. La intención era recorrer la orilla del río que precede a la cascada. En su interior a unos kilómetros se encuentra una presa artificial que limita el caudal del agua. A ciertas horas del día, abren sus compuertas y el torrente cae con ferocidad inundando el margen del rió, haciendo que este suba varios metros más de lo normal. Desde la presa, avisan con una sirena para que la gente salga rápidamente de las inmediaciones, tratando de que no se vean arrastradas por la arrolladora abundancia de agua que suelta la represa. Tuvimos problemas para cruzar el río y para que mi perra pudiera saltar las rocas a las que no estaba acostumbrada. Eso nos retraso mucho y al tratar de retornar con la intención de salir de las escarpadas orillas del río, parecía que estábamos en una trampa que no nos permitiría salir de allí a tiempo. La sirena anunciando la pronta apertura de las compuertas, la dificultad para escalar las rocas y cruzar el río, hizo que prendiera la angustia, el terror a ser arrollados por el agua que nos precipitaría contra las rocas. Hubo momentos en que imagine el periódico del día siguiente con una portada que citaría “Desaprensivos son arrollados por el río. Aun no se han encontrado sus cuerpos”. Sin embargo, la fortuna nos permitió salir a tiempo.

No puedo terminar este viaje, sin contaros donde está el Olimpo de los dioses celtas. Se encuentra en el monte Pindo, desde el cual se ve todo ese nirvana, porque ese mundo no parece terrenal. Actualmente se han encontrado fortificaciones que se supone que pertenecieron a castillos y a sistemas defensivos de hace muchos siglos, sin que por el momento se pueda concretar gran cosa. Las montañas anexas están llenas de petroglifos, dibujos sobre la piedra, muchos de ellos representan figuras que parecen laberintos y de los cuales todavía no se ha encontrado explicación.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Toda esa zona y Galicia en general, ha sufrido en las últimas décadas múltiples incendios. Esta área en particular ha visto como dos terceras partes de su territorio se las comían las llamas y lo que antes eran bosques frondosos por donde corrían los caballos salvajes y los zorros, ahora son lugares áridos donde sobresale la roca y no la vegetación. Cuando fui a Sudamerica, me di cuenta que mucha gente no valoraba la naturaleza y lo entendí. Cuando algo abunda no se le da valor, pero en Europa sabemos lo que es perderla. En Brasil se destruye el Amazonas de manera sistemática, con un método que consiste en introducirse en la selva talándola en linea recta dejando la forma de una flecha y después cortar a los lados de manera que al verla desde el aire, parece la espina de un pescado, para después terminar de destruirla toda. Aquí en España incendian los bosques intencionadamente. Aunque se desconocen los causantes en muchos casos, todo parece estar relacionado con empresas; intereses turbios y mezquinos, que destruyen el legado que le deberíamos dejar a nuestros descendientes. Una de las veces que ardió el lugar del que os escribo, me despertaron por la noche, porque antes íbamos a apagar los bosques y ahora sólo le dejan hacerlo a ciertas empresas. Se veían las siluetas de las montañas y en lo alto las llamas y las cenizas que brotaban de ellas provocando que el incendio se extendiera. Se divisaba algún árbol, que impasible esperaba su muerte inevitable, mientras yo veía con tristeza como afrontaba con entereza su muerte, esperando que le llegara con una dignidad tan majestuoso que sólo puede ser propia de la naturaleza.

Playa y monte Louro - Muros

Ni los seres elementales que están en la naturaleza como las hadas o los gnomos pudieron evitar estos incendios. Quizás esos dioses celtas desde O Pindo, estén tomando nota de todos nuestros errores para echarnoslos en cara cuando nos encontremos cara a cara con ellos.

MANCROW

NOTA: Si te gustó lo que leíste, SUSCRÍBETE al blog y recibirás en tu correo las nuevas publicaciones y relatos creados por mi.

Y por favor, comparte la publicación en las redes sociales, es la única manera de llegar a más público y que me permita continuar con mi pasión, que es seguir escribiendo sobre misterio y terror.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *