DELPHINE LALAURIE Y SU MANSIÓN DEL HORROR

Posted on Posted in Terror

Cuando el huracán Katrina arrasó Nueva Orleans en el 2005, la ciudad se transformó. Donde antes habían músicos tocando blues, personas disfrutando de los bares y de la diversión, ahora quedaba una población inundada, completamente poseída por el pánico y el caos que se desataron velozmente como una plaga incontrolada. En el desorden y la confusión, el mal se trasmite mucho mas fácilmente que el bien y pronto los índices de delincuencia sobrepasaron niveles insoportables. Dicen que hasta el doble de lo que era habitual. En esas circunstancias, los psicópatas y los asesinos seriales aparecen como musgo en la humedad y sus efectos se saben por las múltiples desapariciones y crímenes aberrantes.

Katrina3_MDSIMA20150828_1843_36

Algunos pensaron, que volvían a surgir los viejos fantasmas del pasado. Una tierra en donde en la primera mitad del siglo XIX, la esclavitud era utilizada como herramienta inhumada del desarrollo. Por tanto, independientemente del color de la piel, el odio se extendía en cada rincón de Nueva Orleans, pero el que lo sufría, casi siempre era el de piel morena. Ese ambiente pegajoso, asfixiante y enclaustrado para una persona de color, se reflejó perfectamente en la película “12 años de esclavitud”, la cual os recomiendo.

Los barcos de esclavos. no solo traían personas, también sus tradiciones y creencias. De ahí se introdujo el Vodoo, una religión africana relacionada con el mundo oscuro, el mundo de los muertos. Y llegó a nueva Orleans para no irse jamás, porque si algo caracteriza a esta ciudad es la espiritualidad. Y en muchas ocasiones utilizaban todos sus poderes mágicos, posiblemente para protegerse de los blancos.

voodoo-doll

En aquel mundo en donde la belleza del entorno se entremezclaba con la malignidad del alma del hombre blanco, vivió Delphine Lalaurie. Su vida y muerte, estuvieron unidas indivisiblemente a su época, en donde la crueldad y el mundo paranormal eran algo cotidiano. Sin embargo, ella destacaría en su brutalidad sobre todas las personas.

Dicen que era muy guapa y bastante refinada, eso le sirvió para encontrar pareja con la misma eficacia que si hubiera dispuesto de un hechizo para atraer a hombres. Enviudó dos veces de unos maridos demasiado ancianos para ella, de modo que al tercero lo eligió joven. Sin embargo, su relación no fue muy buena. Eso fue crucial para esta historia, ya que le facultó el llevar una vida mas o menos independiente a él, permitiéndole administrar la casa a su antojo.

delphine-lalaurie

Como curiosidad os diré, que actualmente esa mansión pertenece al famoso actor estadounidense Nicolas Cage.

Dentro de ella, como sucedía en la mayoría de los hogares de la gente acaudalada de la época, había esclavos. Fuera de casa, los trataba con una falsa benevolencia, para ocultar su verdadero comportamiento. Cuando llegaban a la mansión, los sometía con brutalidad, atándolos con cadenas a diferentes objetos dependiendo de su oficio, de tal modo que el cocinero estaba sujeto a la cocina. Además, les imponía régimenes de abstinencia que los dejaban desnutridos.

En una ocasión, una niña esclava de 12 años, accidentalmente mientras peinaba el cabello de Delphine Lalaurie, le tiró con demasiada fuerza de él. La señora de la casa, sacó el látigo con la intención de fustigarla y la pequeña subió al tejado para tratar de huir del castigo con tan mala suerte, que cayo desde él al suelo y se mató. Esto abriría una investigación. En esa época como en todas, reinaba la hipocresía y aunque se admitía la esclavitud, esta debía ser tratada “adecuadamente”.

Lo que encontraron allí en las pesquisas, debió ser terrible, ya que a pesar de tener un poder enorme dentro de la sociedad de la ciudad, le obligaron a liberar a 9 de sus esclavos. Pero si el dinero y las influencias que poseían eran grandes, mas aún lo eran el rencor y el odio que le tomó a esos pobres esclavos, Después de que se fueron, movió cielo y tierra hasta que los tuvo de nuevo en la casa. Se los haría pagar bien caro.

esclavos1

Pero lo peor de todo, era lo que sucedí en el cuarto del último piso. Nadie salía de él. Cuando la vieja cocinera, se enteró de que la dueña de la casa la castigaría enviándola allí, prendió fuego a la cocina para suicidarse, ya que al estar atada a la misma, su instinto de supervivencia no sería suficiente para escapar.

Al ver el incendio, los vecinos trataron de entrar en la casa y como Delphine Lalaurie no les permitió acceder a ella, tumbaron la puerta para salvar a los esclavos. La visión que se encontraron debió ser espeluznante. Los cuerpos de sus criados estaban mutilados. Algunas extremidades se encontraban estiradas, descoyuntadas de sus articulaciones y con cortes que reflejaban las terribles torturas que habían sufrido. Pero afortunadamente entre los supervivientes, estaba la vieja cocinera. Otros sin embargo, ya estaban muertos o perecieron días después por culpa de las heridas.

Cuando la población se enteró de lo sucedido, no le debió parecer muy bien que torturaran a los esclavos, aunque para entonces, la mayoría los trataban como animales. Se presentaron en la casa y la multitud arroyó todo lo que se encontró en su camino. A los pocos minutos, cuando las fuerzas de seguridad quisieron poner orden, la casa tenía poco mas que las cuatro paredes.

Negative lent by Louisiana State Museum. 2-050-056

Cuentan que el terror se extendió días después, cuando las autoridades hicieron un macabro descubrimiento en el jardín y el pozo de la mansión. Estaban repletas de cadáveres.

Como la gente no se creía tal crueldad, fueron a visitar a los esclavos que habían sido víctimas de la demencia de esa mujer. Como si de un museo se tratara, los visitantes curioseban morbosamente las heridas a los pobres desgraciados, que se encontraban en la cárcel como unos vulgares delincuentes.

Delphie escapó de la multitud enfurecida y se cree que vivió en Francia. No se sabe con certeza cual fue su final. Algunos dicen algo tan sorprendente como que la mató un jabalí en plena cacería, pero otras fuentes aseguran que murió muy anciana.

Después de tanta maldad, difícilmente se puede entender que esa mansión no quedara impregnada por algún espíritu rencoroso o por la dueña que volvió a su hogar después de años de ausencia. De hay que se diga con cierta razón, que es una de las mansiones mas embrujadas de Estados Unidos.

MANCROW

NOTA: Si te gustó lo que leíste, suscríbete al blog y recibirás en tu correo las nuevas publicaciones y relatos creados por mi.

2 thoughts on “DELPHINE LALAURIE Y SU MANSIÓN DEL HORROR

    1. Para mi es un placer que me leas, el esfuerzo merece la pena cuando veo comentarios como los tuyos. Te mando un fuerte abrazo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *