CRIONIZACIÓN, EL FRENO A LA MUERTE

Publicada en Publicada en Ciencia

Seguro que has visto mas de una vez la utilización de esta tecnología en alguna película. En muchos casos, los protagonistas se introducen en una cápsula que los congela, para después despertarlos con la misma apariencia física, décadas o siglos más tarde. Sucede en el film de Mel Gibson titulado “Eternamente joven”, donde un muchacho sumido en una profunda tristeza por el terrible accidente sufrido por su novia, decide apartarse del mundo participando en un experimento que lo congelará por un tiempo indefinido. También se puede ver en el celuloide de ciencia ficción protagonizado por Silvester Stalone que se tituló Demolition Man, en la cual, los delincuentes son castigados con la congelación, que los despertará en un tiempo en donde ya no les quedaran seres queridos. Asimismo, fue un recurso utilizado en películas románticas como la española “Largo retorno”, en donde la felicidad de una pareja se ve truncada al recibir la noticia de que ella se iba a morir víctima de una terrible enfermedad. Luchando contra su destino, el marido decide que se congele hasta que se encuentre una cura de su enfermedad, pero pasados cuarenta años, nada se ha descubierto al respecto y después de tanto tiempo, él sabe que debe verla ahora o nunca. No son tampoco ajenos a esta tecnología, dibujos animados como Futurama, en donde Philip Fry accidentalmente cae en una máquina criogénica que lo despertará 1000 años después, lo cual agradezco, ya que así hemos podido ver sus entretenidos capítulos.

Igualmente, ha sido un recurso utilizado en películas o novelas sobre viajes al espacio exterior. Estamos a varios años luz de las galaxias mas cercanas, por lo que para realizar estos largos recorrido interestelares, nada mejor que una buena congelación. Así sucede en Alien, cuyo viaje en la nave Nostromo lo realizan los pasajeros con un sueño inducido en el interior de unas cápsulas heladas, que es interrumpido por una misteriosa señal de auxilio procedente de un planeta cercano a su recorrido. Lo que no saben los tripulantes, es que se trata de una trampa aterradora, que pondrá en juego su propia supervivencia.

Pero no solo es empleada esta tecnología en el cine, también en novelas como la titulada “Cánticos de la lejana tierra” del fabuloso Arthur C. Clark, en su argumento, los humanos escapan del planeta tierra que está a punto de ser engullido por una supernova, viajando a través del espacio en estado de congelación, con el fin de encontrar un nuevo paraíso terrenal. También en la novela “Entre los latidos de la noche” de Charles Sheffield, libro de ciencia ficción por los cuatro costados, en el cual se descubre como la ciencia vence al paso del tiempo creando verdaderos inmortales.

Como veis, se ha tratado mucho sobre este avance, que nos permitiría de alguna manera viajar en el tiempo. Pero no nos engañemos, el fin de todo esto, es la inmortalidad. Actualmente se estudian 3 posibilidades para conseguirla: por un lado la trasmisión de nuestra conciencia y memoria a otro cuerpo u objeto (computadora) a través de la inteligencia artificial, otra posibilidad, es la clonación y por último, se estudia la alternativa de conservar nuestro cuerpo actual eternamente, y para esto último, hoy en día precisamos la crionización, ya que hasta ahora no existe la tecnología que nos permita ser inmortales. Con todas ellas, se pretende un posterior “nacimiento” utilizando en muchos casos, tecnologías de las que se tienen muchas esperanzas como por ejemplo la nanotecnología, que permitirían la modificación y reparación de la materia incluso a nivel atómico.

En nuestro mundo actual, esta técnica pretende conservar mediante la congelación los cuerpos de fallecidos, para así reanimarlos en un tiempo, en donde los avances tecnológicos permitan tratar la enfermedad causante de su defunción o incluso vencer a la mismísima muerte.

Si crees que esta idea es reciente, estás muy equivocado. El famoso político e inventor del pararrayos Benjamín Franklin, hablaba de esta posibilidad en el siglo XVIII. Pero cuando se empezaron a realizar experimentos criónicos fue en la década de 1960 a partir de un libro muy impactante para la época de Robert Ettinger perteneciente a la universidad de Michigan, titulado “La esperanza de la mortalidad”. Evan cooper sugería la misma idea y fue un personaje muy importante en este tema, ya que aunque posteriormente se constituirán muchas mas, sería el primero en crear una sociedad que promovía la congelación de personas. En aquella época, hasta el famoso divulgador científico Isaac Asimov, apoyó esta teoría.

Era tal la fiebre por este tema, que hasta se decía que la asociación de Michigan, tenía su propia ambulancia para realizar el tratamiento previo a una posible congelación. Pero la primera persona criogenizada, fue un médico llamado James Bedford de 73 años, que en enero de 1967 formó parte del experimento. Aunque por lo que parece, en aquella época esta tecnología era tan primitiva, que su cuerpo no  quedó en muy buenas condiciones.

Como sabéis todos, hay una leyenda urbana en la que se dice que Walt Disney esta crionizado, lo cual es totalmente falso. En primer lugar, porque se incinero su cuerpo, segundo porque cuando murió Walt Disney en 1966 aun no se había practicado ninguna congelación y tercero, la asociación Alcor en donde supuestamente permanece el cuerpo de Disney, no se fundó hasta 1972, es decir, 6 años después de su muerte . Por tanto, el jugador de béisbol Ted Williams, es el personaje mas famoso que ha sido criogenizado.

Pero esta tecnología también ha tenido su lado siniestro, ya que en 1979, se encontraron en un cementerio de California hasta 9 cuerpo en un grado de descomposición avanzado. Tras investigaciones, se supo que pertenecían a una empresa de crionización que debido a sus pérdidas económicas, decidió reducir gastos, ¿y que mejor manera de hacerlo, que deshacerse de los cuerpos que le obligaban a su mantenimiento?.

A partir de entonces, se hicieron mas controles sobre estas sociedades, pero esto no impidió que se creara en 1979 Alcor, la empresa actualmente mas importante del sector.

Pero de todo ese proceso, ¿Cual es el problema mas importante de la congelación?. Sin duda el hielo, ya que este al tener mas densidad que el agua en estado líquido, produce daños en las células de los cuerpos. A parte de los problemas de la isquemia, es decir disminución de la circulación de la sangre que causa posteriormente la falta de oxígeno a las células y por tanto daños irreparables en el cerebro. Como solución a esto, se encontró la técnica de la vitrificación, con la que se evita la generación de hielo en el cuerpo. Consiste en enfriarlo primero a gran temperatura y después mantenerlo a un menor frío.

Seguro que os preguntaréis cuantas personas hay congeladas, cual es su coste y como son esos sitios. Se calcula que existen unas 1000 personas crionizadas y al menos 40 mascotas.El precio por el tratamiento, ronda entre 30 y 150 mil dólares, que variará en función de si tu deseo es congelar todo el cuerpo o solamente la cabeza, así como si tienen o no que hacer traslados con tu cuerpo muerto o si quieres que este incluido el proceso de reanimación o lo aplazas para pagarlo cuando lo precises. El lugar donde almacenan los cuerpos es sobrecogedor, se trata de cilindros que contienen nitrógeno líquido en donde normalmente introducen 4 cuerpos y 6 cerebros, todos en el mismo recinto.

Esto que nos hace soñar con la inmortalidad o la posibilidad de ver un futuro lejano, que en condiciones normales no podríamos, genera sin embargo, algunas dudas éticas y morales. Muchos creen que con el fallecimiento cerebral y la destrucción de todos los nervios que la forman, la muerte es irreversible. Por tanto, sería preciso congelar los cuerpos en vida y esto a parte de estar legalmente prohibido, origina un conflicto con nuestros principios, ya que se trataría de una muerte provocada, una eutanasia en toda regla. Además, habría que plantearse si solo el dinero debe decidir quien será revivido en el futuro. Se podría dar la circunstancia de que un dictador asesino o una persona ruin, renaciera en un futuro al que no aportaría nada bueno.

MANCROW

NOTA: Si te gustó lo que leíste, suscríbete al blog y recibirás en tu correo las nuevas publicaciones y relatos creados por mi.

4 comentarios en “CRIONIZACIÓN, EL FRENO A LA MUERTE

  1. Yo tenía la creencia de que Disney estaba criogenizado… Muy interesante tu publicación como siempre, además de escalofriante, pero que querés que te diga (si tuviera esa plati, la disfrutaría )

    1. Es que todo el mundo piensa que Disney esta crionizado. Y aunque se desmienta, la leyenda urbana continuará. A mi me parece todo bastante siniestro, piensa que al final es un negocio. Estar congelado en un cilindro con otras tres personas muertas y unos cerebros es bastante macabro. Aunque si tuviera dinero como Bill Gates, 200 mil dolares, sería menos gasto que para mi comprar una barra de pan, entonces hasta me lo plantearía, aunque sinceramente, no se si me interesaría vivir eternamente. Te mando un fuerte abrazo

  2. Me resulta por demás absurdo el pretender la inmortalidad, y lo más aberrante es que dicho proceso sería como todo en la vida “selectivo” en ralación directa a tu estatus socio-económico, francamente me dá miedo, me parece demoniaco el asunto, siempre es un placer leerte Manu, saludos.

    1. Tienes toda la razón, yo comparto contigo que es absurdo pretender ser inmortal, yo particularmente no querría vivir en una época en donde ya no quede ninguna persona de las que quiero ahora. Como dices, es algo exclusivo para gente con mucho dinero, hoy en día es completamente privado y para colmo, con poca garantía de que cierren esas empresas y termines igualmente en un cementerio. Además de todo ello, queda el tema del alma, quien crea en su existencia, se planteará a donde va mientras está crionizado. Y que decir de los científicos que consideran que para que sea efectiva, debería hacerse en vida. Son muchas cuestiones. A mi me alegra muchísimo que me leas, siempre hago las publicaciones con mucho interés y cariño, que haya personas que lo valoran como tu, me anima muchísimo. Un fuerte abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *