COMBUSTIÓN ESPONTANEA

Posted on Posted in Paranormal

Este es el típico caso en donde la realidad supera a la ficción. Tanto el fenómeno en si como las consecuencias del mismo son increíbles.

Por una extraña razón que aun la ciencia no ha podido explicar, hay casos en los que algunas personas arden, sin que exista una fuente de calor externa. Es decir, es como si ardieran desde su interior. Y esto en si ya es raro, porque somos un mal conductor del fuego, entre otras cosas debido a que el 80% de nuestro cuerpo es agua.

A pesar de esto, se han registrado 200 casos en los últimos 300 años.

Es curioso saber que el propio escritor de “Cuentos de navidad”, Charles Dickens, en una de sus novelas, habla de una Condesa llamada de Cesena a la que encontraron reducida a cenizas, a pesar de que su habitación estaba intacta. Pero si esto es sorprendente, también lo es saber como sucede el fenómeno.

Las personas que lo padecen, se mantienen impasibles, sin moverse ni quejarse. Arden de tal manera, que se convierten en ceniza, aunque se mantienen casi intactas sus extremidades, como piernas, brazos o ambas cosas. De igual manera los objetos que están en contacto con ellos, no se ven afectados por el fuego. Por ejemplo, si están sentados en un sillón, este no se quema.
Parece inconcebible, ya que para que un cuerpo se convierta en ceniza, tendría que arder a mas de 1.600 grados centígrados y eso es una barbaridad, es decir, mas temperatura que en un crematorio. Para que te hagas una idea, la brasa de un cigarro está a unos 800 grados.

El último caso conocido, se produjo hace algo mas de un mes, en una localidad Alemana llamada Flesburg, en donde una mujer de 40 años ardió literalmente cuando estaba sentada en un banco.

Pero el suceso mas increíble de este fenómeno se produjo en la India, en donde un niño llamado Rahul ha ardido en los dos últimos años y medio hasta 4 veces. En este caso como podréis comprender, sin que se convirtiera en ceniza.

Este extraño acontecimiento, sin embargo, no es exclusivo de las personas. En algunos lugares del planeta, también sucede con los objetos. Por ejemplo, en un pueblo Italiano llamado Canneto Di Caronia arden espontáneamente; aparatos electrónicos, camas, colchones, cortinas, teléfonos, etc. A pesar de múltiples investigaciones; de la compañía eléctrica, ferroviaria (pensaban que el tren podía generar alguna energía que combustionaba), geólogos, Vulcanólogos y policía, sorprendentemente no encontraron explicación alguna.

Esto último, me recuerda a un pasaje de la Biblia. En particular del Éxodo, en donde Dios se muestra a Moisés a través de una Zarza ardiente. Aunque en ese caso, la Zarza no se consumía.

En fin, un misterio mas de este mundo. ¿Qué opináis vosotros de todo esto?.

MANCROW

NOTA: Si te gustó lo que leíste, suscríbete al blog y recibirás en tu correo las nuevas publicaciones y relatos creados por mi.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *