Monasterio carboeiro1

CARBOEIRO, EL MONASTERIO QUE HIZO EL DIABLO

Publicada en Publicada en Curiosidades

El lugar en donde vivo, está lleno de historia y leyendas. Son tantas, que difícilmente se pueden conocer todas. Además por desgracia, las sociedades cambian y se ven atraídas por la modernidad, olvidándose de su folclore y de sus antepasados. Hoy os contaré una leyenda que se originó a pocos kilómetros de mi casa, pero antes de que leáis esta interesante historia en donde el demonio formó parte de ella, me gustaría que me escribierais en los comentarios, alguna leyenda sobre algún edificio o lugar cercano a vosotros. Creo que es bueno desempolvar de vez en cuando esos recuerdos, para que la tradición continúe y que todos podamos aprender de las culturas de los diferentes países, evitando que la vegetación y el olvido se los trague para siempre.

No está a mas de 20 kilómetros de donde vivo. Ese lugar siempre me gustó especialmente, creo que es mágico. En un radio de pocos kilómetros, se encuentra el pico Sacro, del que os hablé en una ocasión y en donde se dice que en sus cuevas, las brujas hacían sus aquelarres o hacen, no estoy muy seguro. También próximo, está el Pazo de Oca. En mi tierra le llamamos Pazos a las mansiones de los antiguos nobles, os escribo sobre ella porque es muy peculiar. Dentro tiene un estanque enorme cuyas figuras y muros que lo bordean, lo asemejan a un barco. Si ha esto le sumamos sus jardines, ya podemos entender que le llamen el Versalles Gallego.

Monasterio Pazo-de-Oca-en-Pontevedra4

Ya próximos al enigmático monasterio, se encuentra una catarata que le llaman “Fervenza do Toxa”, en donde a mi me sorprendió ver acebos, esos arbustos que aparecen en los aguinaldos de navidad y que desafortunadamente están en peligro de extinción.

Monasterio fervenza Carboeiro-10

En ese mismo río y a unos 9 kilómetros, se encuentra el Monasterio de Carboeiro, cuya historia es bastante tenebrosa.

El convento realmente fue construido en dos ocasiones y es difícil precisar en cual de ellas estuvo la influencia del maligno. En la primera, cuentan que los monjes terminaron olvidándose de la ejemplaridad de la vida monacal y cuando Santiago de Compostela ,ciudad santa para los cristianos, fue invadida por los árabes, estos a su paso arrasaron esta abadía.

Cuentan, que después de muchos años tratando de construir el monasterio, los frailes, que eran muy pobres, no podían reunir el capital suficiente para terminar su construcción. Entonces hicieron una reunión para tratar de buscar soluciones a este problema. Después de debatir un buen rato, pensaron que sólo tenían una opción, vender el salterio de San Cristóbal, un valiosísimo libro religioso que poseían y que además tenía el poder de espantar al diablo. Esto los sumió en un profundo pesar. En medio de la tristeza, a uno de ellos, un joven muchacho, se le ocurrió que podían pedir ayuda al demonio y que este finalizara la construcción. El más anciano dijo que era buena opción y los demás pensaron que a veces no queda mas remedio que lidiar con el demonio. Pero como todos estaban atemorizados, le dijeron al pobre muchacho, que ya que él había tenido la idea que se encargada de hablar con el diablo.

No fue difícil encontrarlo, es sabido por todos que acecha en muchos rincones y mas aun, en los lugares próximos a un templo religioso. Cuando lo vió era viernes. El diablo que sabe mas por viejo que por diablo, desconfió que un fraile le pidiera su ayuda, por lo que decidió poner él mismo las condiciones. Lo construiría de ese Viernes al Domingo a cambio de todas las almas que murieran el domingo entre la misa mayor, que es la del domingo o festivos, y la de vísperas. Eso podían ser unas cuantas almas, pero al fraile no le quedaba otra alternativa y aceptó.

monasterio-de-carboeiro_7668300

Cuando se levantaron el domingo, todos quedaron asombrados al ver la majestuosidad del edificio, estaba claro que el demonio había puesto todo su empeño en hacer una construcción de una belleza única. Pero el diablo, nunca hace nada gratis. Se dirigió a la abadí para cobrar sus almas y se encontró allí a todos los frailes reunidos en la misa. Todos estaban temblorosos, salvo el de mayor edad que era el que misaba. Aun no comprendían porque el anciano les había hecho llevar sopa y braseros, diciéndoles que estarían allí mas tiempo del habitual.

Al terminar la misa mayor, todos quedaron sorprendidos y mas todavía el demonio, al descubrir que el anciano a continuación, se puso a celebrar la misa de vísperas, no dejando tiempo a que muriese alguien entre una misa y otra. Esto enfureció al demonio, pero este no pudo hacer nada ya que en el interior estaba el salterio de San Cristóbal que como os dije lo asustaba.

Pero amigos, a veces nos olvidamos del pasado, por eso es bueno que recordemos nuestras leyendas y no como les pasaría posteriormente en este convento. Siglos después, el Salterio de San Cristobal, fue llevado a Toledo por orden del Obispo de esa ciudad. El demonio que nunca olvida, aprovechó esa circunstancia para provocar una tormenta que destruyó el santuario.

Por todo esto animaos, me gustaría ver comentarios de todas las zonas y de los distintos país. Lo que nos enseñéis, nos enriquecerá a todos y además evitaremos al recordar nuestras tradiciones, que nos suceda lo mismo que a ese monasterio.

MANCROW

NOTA: Si te gustó lo que leíste, suscríbete al blog y recibirás en tu correo las nuevas publicaciones y relatos creados por mi.

10 comentarios en “CARBOEIRO, EL MONASTERIO QUE HIZO EL DIABLO

    1. Cierto, esta tierra es mágica. Este donde este, siempre irá conmigo y todos esos recuerdos y leyendas que me contaron, espero poder escribirlas. Un fuerte abrazo y gracias por leerme

  1. Que lugar más mistico y enigmatico.Los lugares asi hablam por si solos.Lo curioso de la leyenda es que te queda ese pensamiento entre lo real y ficticcio.Soy de Barcelona.Bueno a 60 km.Aqui tambien hay mucho lugar asi.Os recomiendo Montserrat.Una montaña magica.Es uno de los puntos magneticos del mundo, como las figuras de la isla de Pascua.Alli las desapariciones y rincones secretos son lo más común.Un saludo muy grande!! Gracias por enseñarnos un trocito de tu tierra.

    1. Hola Dolores, que alegría que te gustara, es cierto, en mi tierra se mezcla la leyenda con lo cotidiano. Yo he estado muchas veces en Barcelona, pero desgraciadamente nunca he podido ir a Monserrat y me consta que es un lugar místico y de muchísimo interés durante siglos. Ya tengo un buen motivo para regresar, tenéis lugares preciosos. En Galicia también hay sitios muy bonitos y muchos son desconocidos. La ruta de los monasterios en el interior, es digno de ver. Los conventos que se ven en la película del nombre de la rosa son insignificantes al lado de algunos que se pueden visitar en la Rivera Sacra. Te mando un fortísimo abrazo, es un placer saludarte

  2. Buena historia me gusto mucho,tambn les cuento que tuve la oportunidad de estar en un cirio turístico en Guatemala el cual llaman el puente del diablo,y la historia tambn es buena.

  3. Hola !!! Soy del ayuntamiento de Touro. Mi madre comentaba que los monjes de Carboeiro iban por las aldeas y se llevaban a las chicas más guapas, diciendo que les buscaban trabajo, sus padres nunca más volvían a ver a sus hijas ( seguro que otra leyenda más )

    1. Hola Teresa, perdona que tardara tanto en responderte. Que alegría saludar a una compatriota desde la distancia. Touro está cerca de donde vivía, es un lugar precioso. Respecto a Carboeiro, se cuentan muchas historias y no me extraña. Fui allí varias veces y la última me impresionó muchísimo, la zona llama mucho la atención y el lugar esta regentado únicamente por una guía turística y me contaba que a veces pasaba miedo al escuchar los ruidos que se escuchaban en el interior y ni que decir de la cripta que está totalmente a oscuras. Fueron varias personas allí y decían que había mucha actividad paranormal, lo cual asustaba aun más cuando te lo contaban. Te mando un fuerte abrazo Teresa, gracias por escribirme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *