ATAQUES VAMPIRICOS EN NUEVA ZELANDA

Posted on Posted in Terror

 

En la novela y filmografía vampírica, algunos de estos seres bebedores de sangre, son sedentarios. Lo puedes comprobar en el relato de Drácula de Bram Stoker o en películas interpretadas por Béla Lugosi. Viven en castillos alejados de la civilización. No intentes buscarlos en los mapas, porque no los encontraras. Parece como si solamente se mostraran cuando te sientes llamados por ellos o directamente te invitan a visitarlos. Para acceder a sus moradas, es preciso cruzar paisajes boscosos, con aspecto tenebroso, poseedores de una atmósfera densa que se siente como un peso sobre tus espaldas que te agobia y tan peligrosos, que no debes detenerte en el camino o correrás el riesgo de no llegar vivo a tu destino.

Muy original, fue la aportación al genero de Robert Rodríguez. En su película “Abierto hasta el amanecer” el castillo, fue sustituido por un bar a pie de carretera, tan extraño y bullicioso, como atrayente y sensual. Los protagonistas no podían imaginar que ese aparente paraíso, ocultaba una realidad espantosa.

Pero según muchas de estas obras, tampoco te puedes sentir tranquilo en tu casa. Ya que tarde o temprano el vampiro, se verá obligado a salir del ataúd de su castillo para buscar sangre fresca.

Otros sin embargo, han sido siempre nómadas, lo cual me parece mucho mas lógico. Parece difícil que alguien se pueda mantener en un mismo lugar sin que lo descubran, cuando su comportamiento no es otro que el de cometer horribles crímenes. Como ejemplo de estos, son los vampiros románticos de “Crepúsculo”, la niña de “Déjame entrar” y como no, los protagonistas de “Entrevista con el Vampiro”.

Todo esto es ficción, creado por el imaginario del hombre. Sin embargo, hay noticias que parecen desmentir esta afirmación.

Como si de estos vampiros nómadas se trataran, una noticia a sobrecogido en Nueva Zelanda. En el pequeño pueblo de Naiper, el terror se ha adueñado de su población. Nada menos que tres ataques en una misma semana, con unas similitudes sorprendentes al de un ataque de vampiro.

El primero, sucedió en un supermercado. Dos mujeres se enzarzaron en una violenta discusión. Uno de los trabajadores del centro, trato de mediar entre las dos y recibió a cambio, un mordisco que le mando directo al hospital con una terrible hemorragia.

En el segundo caso, eran dos hermanos los que discutían. Inesperadamente apareció una mujer que se abalanzo sobre uno de ellos mordiéndole en el cuello, por lo que fue preciso también que recibiera atención médica.

Por últmo, durante una riña familiar, de nuevo una mujer atacó sin piedad a uno de los miembros. Aunque afortunadamente, la victima pudo sobrevivir.

Es sorprendente descubrir que ninguno de los atacantes eran conocidos en el pueblo.

Ante todo esto, las fuerzas de seguridad, sólo pudieron decir un escueto mensaje: “lo que sucede aquí es muy extraño”.

MANCROW

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *